Secciones de la revista

  • est√°s en:
  • 7de7.net
  • contrase√Īas

6 poemas [Eduardo Mil√°n]

lunes, 07 de julio de 2014

 

 

éxito que esconde el espectro de salida

el brillo, ese lugar de no quedar

-nada dura para siempre, etc-

-aunque ahora nadie sabe, etc-

 

hay un nuevo manejo de lo eterno

y uno en la mano con un manojo de rimas

 

parte de un principio de captura

lo capturado, la usura nueva

y una indistinción de tinta y tinta entre sur y norte

campea sí, ya no en el campo: absoluto

no en el chajá, en lo absoluto

-una amenaza de noche que el blanco chupa

sin cura que apriete los dientes para no decir amén-

 

el espectro, ese tan significante

velo que el castellano oculta un inglés

mira que el castellano canta en sajón

la aldaba da en la puerta esta noche de tormenta

el cisne no canta en danés  

 

 

***

 

 

no hay armonía en deshilacharse

no hay armonía en general

el amor es más parejo

chocan partículas con partículas

flecos, no hay linealidad en flecos

la flecha misma, la flecha rota, la muestra

botón que estalla en polen, la hilacha

de no dar en el blanco, denotata pura, nata sin leche

el amor es más parejo: un cuerpo y otro cuerpo

uno forma con otro la finta de amor hilacha

 

lejos, casi fuera

el cóndor acepta sobre su nombre lajas

sin picar jamás el jugo de justicia coagulado

la justicia mostró su naturaleza insólita

gota a gota llena el vacío hueco

poco a poco se va poniendo en sus zapatos

 

 

***

 

 

el charrúa sin límite de gloria

el chajá sin límite de grito

larga la carrera de una lengua corta

lo que se dice “hasta el último aliento”

la memoria alarga la palabra justa

 

rápido buscan inmanencia, no latencia

se la juegan todo aquí, lugar sin desmayo

se quitan de encima el año, el mes, el día

aquél sonado lugar determinado, el dado

-pirí

quiere decir querencia, no evidencia de estado-

el aire se sustrae en el respiro para crear vacío

no sangre forma de río, repito:

el charrúa sin límite de gloria

el chajá sin límite de grito

 

 

***

 

 

una alpargata no se deshilacha pareja

la llaman “las barbudas”

fuerza diferente a llamarse “las caimanes”

las barbudas se hacían para pie común

esas cosas originalmente para pobres

en verano, cuando la gente sale al mar

los cuerpos pueden compararse a cuerpos

el mar, simple, recibe

la arena, dócil, se deja

no a sacos, suéteres, sol

suerte parecida la de los pantalones de pana

una clase sofisticada a medias como el “Reina Sofía”

-me refiero al monto, no a la alcurnia-

-al iris, no a la córnea-

esa clase los usa casi como valor de cambio

se llama “la vencedora”

 

y de un modo alpargata el poema se deshilacha

 

 

***

 

 

la mitopoética metida tipo cuña en este tiempo

mi equilibrio en una pata de garza sin la garza

cómo hacer que yace aquí

sin ser un yaqui, un yanqui, un atahualpa yupanqui

tipos bien tipificados casi casos

el filo de las cosas dichas frente a las cámaras

a cómo suena, no a cómo significa

poe por pitt -se le adivina la cola bajo el terciopelo púrpura

el nido que desarregla el paso de un papa argentino-

limaster del abono, lipó del polvo, renuevos de la época

época infinita ya, acortarla

zapatos que se quedaron grandes, pies no tullidos, engullidos

todo te mira con un ver de gulliver -el tipo del Cervantes

el tipo del Cervantes me miraba los zapatos de siete años

hasta que caí en la cuenta de la vejez

-aunque tullidos también, esto fue largo-

hay una sobra de viejos, una zozobra de mar, se acerca un barco

 

 

***

 

 

vi mucho humano corroído, unos de bronce

unos puro físico, anclas naranja punteadas de peñarol

óxido que hace de castor que chirría -ardilla o castor:

castor, que tiene dientes más fuertes-

-a esta hora ronda la palabra ónix pero aquí no tiene lugar-

vi mucho humano blanco muy coco perdiendo por la nariz

-a esta hora le llega la hora a la hora

y esto significa lo contrario, se acabó-

un amanecer en la playa tiene un sabor que se aleja- una almeja se aleja

y en la mano ni un alma y para allá, horizonte adentro

y vi, en Ibiza, mucha resonancia interna. mucha rima final, de fin de mundo

la arena fina, de la más fina, refinada de tan fina

pensé -eso dejó el hombre cortado-: lo fino tiene final marcado

 

 

 

EDUARDO MILÁN (Rivera, Uruguay, 1952) desde 1979 reside en México. Entre sus últimos libros de poesía publicados destacan: El camino Ullán, Tres días para completar un gesto o Donde no hay.


suscripción RSS

suscr√≠base ahora y est√© actualizado constantemente de las nuevas noticias de la web. (¬Ņqu√© es RSS?)


PressKIT
Free counter and web stats