Secciones de la revista

  • est√°s en:
  • 7de7.net
  • contrase√Īas

P√°jaro visitador [Ra√ļl Morales Garc√≠a]

lunes, 29 de septiembre de 2014

Pájaro visitador

 

 

 

 

 

Sobra toda palabra,

se dice la cierva al beber,

oscurece, piensa en

la pequeñez de su pupila, ve

el gran vórtice de Júpiter

azotando el trópico hacia el sur,

piensa, Soy pequeña,

en la pequeñez del ojo veo

el territorio, recorro

de la cola al pico

la espalda púrpura y dorada de Simorgh,

el valle a lo lejos,

donde la luz, donde todo se puede,

dice la cierva,

Me sobran las palabras;

nada tengo ni sé

 

 

 

 

 

 

 

es solo en el silencio que nace,

en la hechura blanca,

en la pleura.

Es al anochecer

que abandona el nido,

tapa con átomos dorados

heridas, alfileres

por donde escapa, aliento,

lo que somos

 

 

 

 

 

 

 

se recoge, como si

no hubiera conquista alguna,

como dejar de ser, dejar de hacer

tras arriar con el pico todo lo sido,

de células y alas y aire (…)

no ser otra cosa, salvo

este punto, previo a vivir.

Recogerse, cesar vuelo

o dejar de ser un hombre, mientras

la uña cosecha, escarba

hacia atrás los años, como si

el cuerpo no hubiera de recordar ni

presentir, salvo

este latido

 

 

 

 

 

 

 

morir como

cae el Palacio del tordo; ser

el hueco en la rama, merma, o

saber retirarse; no apretar

con todo el amor es

dulzura.

Dejar los hilos

al aire, sostén del mentón,

elevarse hacia ese astro, anzuelo,

ser lo que somos.

Saber morir en

la mano oreada no aprieta,

corta red, protege el fruto,

nos abandona

al vuelo

 

 

 

 

 

 

 

y renacer, como

el sonido. El estruendo

de la yerba a ras,

de la noche blanca, como si

aparecer en esta linde y no en otra

fuera rozar

la vida,

sin rastro que seguir,

un estar siempre, un roce

y peligrar después

en la alameda,

por donde el río corre el jabalí es

latente y rojo.

Saberse ahora

lo frágil del cordel, como

saber los huesos bien cuajados,

a dentelladas, pero

prendidos a la tierra

 

 

 

 

 

 

 

no sepas más, púrpura,

no seas tan grande

que la noche,

que olvides,

no intentes, no des

más sombra que hilo,

busca dentro, blande

sin herida,

sé ese punto

hacia la aurora

 

 

 

 

 

 

 

Raúl Morales García (Madrid, 1973) es licenciado en Filología Hispánica por la Universidad Complutense. Ha publicado los poemarios Del nombre de las cosas (Pre-textos, 1999), con el que obtuvo el Premio Cantabria de Poesía, y Casa (Vitruvio, 2010). Además, ha recopilado y traducido, junto al pintor Yurihito Otsuki, la obra del poeta japonés Makoto Ooka en la antología Memoria y presente (Vitruvio, 2012). En 2013 apareció el audiolibro Tierra y Anatomía, que recogía por primera vez en este formato una antología de su obra (Dom and Loy Audiolibros). Los poemas aquí recogidos pertenecen a su libro Pájaro visitador, de próxima aparición en El Gaviero Ediciones. En la actualidad mantiene el blog Luz en la ventana (http://luzenlaventana.net

 


suscripción RSS

suscr√≠base ahora y est√© actualizado constantemente de las nuevas noticias de la web. (¬Ņqu√© es RSS?)


PressKIT
Free counter and web stats